T&Y Noticias noviembre 2, 2021

La oferta actual en pavimentos y revestimientos de piso contempla varios materiales. Con los clásicos suelos de madera o gres, podemos hallar otras posibilidades, como son los pisos vinílicos, que últimamente han ganado mucha fama. Los nuevos materiales y tratamientos empleados en su preparación, permitieron producir un piso con excelentes prestaciones.

Ventajas de los suelos de vinilo

Son sencillos de limpiar

Esta clase de revestimientos, permiten una limpieza fácil y sin complicaciones. Al estar fabricados con materiales impermeables, puedes usar la fregona empapada en agua y cualquier limpiasuelos que no contenga abrasivos o disolventes.

Son aptos para regiones húmedas

Su impermeabilidad los hace perfectos para las zonas más húmedas de la vivienda, como son la cocina y el baño. Para eludir accidentes, es aconsejable que en estas regiones emplees un piso vinílico con procedimiento antideslizante.

Son simples de instalar

La instalación de un piso vinílico, no necesita retirar el anterior, debido a que se sitúa encima. Esto implica un importante ahorro en coste y tiempo, siendo una instalación instantánea, fácil y limpia. Usualmente, dichos suelos se suministran en rollos, láminas o en formato baldosas.

Tienen extensa variedad de diseños

Podemos encontrarnos con revestimientos de vinilo que imitan realmente bien diversos materiales, como la madera, la roca o el gres. En diversos acabados y colores, dichos suelos te van a permitir hallar una elección que encaje a la perfección con la decoración de tu hogar.

Son bastante higiénicos

Los materiales empleados en la construcción de dichos revestimientos, impiden la acumulación de ácaros y bacterias, por lo cual son en especial limpios. Esta característica los hace idóneos para su instalación en dormitorios infantiles y en la cocina o baño.

Si estas interesado, además, en adquirir un piso flotante podés contactarte con StoreHaus y conocer las distintas opciones de calidad que ofrece.