T&Y Noticias julio 11, 2022

Si sueñas con trabajar en un ambiente divertido y acelerado con delicias recién horneadas, entonces espera una carrera como pastelero profesional.

Hornear es un trabajo creativo y a gusto que implica una diversidad de labores, que integran mezclar elementos y distribuir masas y rebozados.

Para convertirte en un pastelero profesional, deberás lograr ciertas capacidades y hacer los cursos adecuados. Obtendrá más datos sobre cómo transformarse en un pastelero profesional en esta guía.

Conviértete en un pastelero profesional completando tu enseñanza, haciendo un curso de pastelería online, acumulando experiencia y quizás inclusive intentando encontrar pasantías pagas. Aquí hay pasos para ayudarlo a iniciar en esta gratificante carrera:

Terminar el colegio secundario o equivalente

Aunque no es un requisito, el propósito final de obtener un diploma de pastelero es continuar una escuela culinaria o de pastelería.

Si bien la mayor parte de las escuelas vocacionales no necesitan que obtengas el equivalente a un diploma de escuela secundaria, si tu escuela secundaria local da una materia optativa que te exponga a la repostería y/o la nutrición, aquello podría reforzar tu currículum como solicitante de uno de esos tipos de programas.

Considera asistir a una escuela técnica o culinaria para convertirte en un pastelero profesional

Mucha gente no se percata de que las capacidades de un pastelero profesional no se aprenden solo con la experiencia. La carrera de pastelero profesional le enseña cómo hacer deliciosos productos horneados y le otorga una comprensión de los temas nutricionales y de salud involucrados con la repostería.

Gana experiencia como aprendiz o asistente de pastelero

A lo largo de su aprendizaje, recibirá capacitación en prácticas seguras de manipulación de alimentos, saneamiento y otras capacidades simples para hornear.

A medida que trabaja con un pastelero profesional, va a tener la posibilidad de ejercer estas capacidades hasta que se sienta lo suficientemente a gusto para aceptar más responsabilidades.

Y al edificar colaboraciones con otros pasteleros, puede que le resulte más simple lograr un trabajo como pastelero profesional una vez que llegue el momento de seguir adelante.

Elige una especialidad

La repostería es una profesión que necesita mucho trabajo y dedicación. Para convertirte en un panadero profesional, lo mejor es iniciar adquiriendo algo de experiencia y aprendiendo sobre los diversos tipos de horneado.

Cuando haya aprendido a hornear y haya adquirido ciertos conocimientos prácticos, escoja qué tipo de horneado le atrae para que logre continuar la carrera de sus sueños.

Los pasteleros comerciales trabajan en instalaciones de construcción y usan equipos para generar productos horneados en masa para las tiendas.

Este podría ser un trabajo de alta presión en el cual los trabajadores constantemente deben consumar con plazos rigurosos. No obstante, la paga es competitiva y varios pasteleros sienten que su trabajo tiene un objetivo preeminente.

Una pastelería minorista genera y vende pan, pasteles y otros productos horneados a sus consumidores. Trabajan en supermercados o tiendas especializadas y panaderías para crear porciones más pequeñas de productos horneados para los consumidores. Un pastelero minorista es responsable de generar novedosas recetas para sus consumidores.

Un pastelero es una persona que hornea y decora postres, pasteles dulces y otros productos horneados como galletas. Además inventan la carta de postres y gestionan todos los puntos de la cocina involucrados con la repostería. Un pastelero además es un hábil decorador de pasteles y, comúnmente, se le exige que esculpe figuras con glaseado u otros medios como chocolate o pasta de goma.

Los panaderos artesanales son profesionales en llevar a cabo y dar cuerpo al pan a pequeña escala. Su pan comúnmente está hecho con harina orgánica, harina integral y granos recién molidos.

Dueño de pastelería: si constantemente ha querido abrir una panadería, esta puede ser la posibilidad perfecta. Los pasteleros artesanales tienen la posibilidad de abrir sus propias pastelerías para tener control total sobre cosas como el menú y el horario de atención, lo cual significa más golosinas para sus consumidores.

Pastelero: se especializan en hacer pasteles. Utilizan capacidades culinarias semejantes para rellenos y cortezas para hacer los pasteles perfectos que esperan que sean devorados en otro momento;

Decorador de pasteles: son causantes de ofrecer los toques finales a un pastel para alzar su aspecto. Estos tienen la posibilidad de ser peticiones personalizadas o pasteles temáticos para situaciones especiales.

Estilista de alimento: poseen buen ojo para los detalles que transforman la comida ordinaria en algo particular. Usan sus conocimientos de fotografía y diseño de productos para producir bellas fotografías y productos alimenticios visualmente atractivos. Además son profesionales en conservar los alimentos frescos, hinchados y con un aspecto profesional.