domingo, marzo 29
Home>>Turismo>>La provincia diseñó tres corredores sobre sus rutas con vistas al desarrollo turístico
Turismo

La provincia diseñó tres corredores sobre sus rutas con vistas al desarrollo turístico

Santa Cruz diseñó una estrategia turística de paquetes de viajes y corredores, basada en las sendas nacionales cuarenta y tres, que la bordean por la cordillera y la costa atlántica y se cruzan en el sur, y la provincial cuarenta y tres, que las vincula por el norte, y conectan con los primordiales destinos de la provincia y asimismo a los emergentes, a los que apunta especialmente la Segregaría de Turismo santacruceña.

La jefe del área, Valeria Pelliza, afirmó a Télam que «en el marco de una indicación clarísima de nuestra señora gobernadora (Alicia Kirchner) trabajamos en los destinos emergentes», entre los que mentó a los del «Triángulo del Nordoeste» de la provincia.

La funcionaria afirmó que se trata de «un triángulo muy virtuoso, entre Los Viejos, Perito Moreno -separados por sesenta quilómetros de asfalto- y el vértice sur, que es Lago Posadas», y explicó que «cada uno de ellos de los lados tiene una fortaleza enorme y por su parte rodean un parque nacional novísimo, de dos mil catorce, que es el Parque Nacional Patagonia».

«El lado oeste del triángulo es la Senda Provincial cuarenta y uno, una preciosa senda escénica -prosiguió-, el este es Gruta de las Manos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y el otro lado, que es fabuloso, el Lago Buenos Aires, con todo cuanto debe ver con estancias».

Pelliza precisó que «la Senda cuarenta es el enorme corredor, con mil cuatrocientos cincuenta y tres quilómetros en Santa Cruz, la provincia que más quilómetros tiene de esta senda, que acaba en el punto continental más austral del país, Cabo Vírgenes, donde digo que cierra un moño con la Senda Nacional tres, la Senda Azul».

En Cabo Vírgenes, apuntó, «hay una pingüinera bella, la segunda en cantidad de ejemplares tras Punta Tombo (en Chubut), con ochenta parejas, que se pueden ver entre abril y agosto».

Los 2 corredores longitudinales, por la costa y la cordillera, se conectan «a través de uno nuevo, en el norte, el Corredor del Viento, la Senda Provincial cuarenta y tres, que es de asfalto y además de esto deja llegar a Los Viejos desde Comodoro Rivadavia (Chubut, con el aeropuerto más próximo) a quienes nos visitan desde Buenos Aires y avanzan por tierra en la Patagonia más austral», precisó.

Desde ese corredor hay por lo menos 6 pasos cara Chile, país con el que Pelliza asimismo aspira a desarrollar un trabajo articulado, «pues a mí me resultan de interés sobre todo las relaciones binacionales; me da la sensación de que hay que trabajar muy integrados con el vecino país».

A este respecto, mentó su iniciativa «Huella de Glaciares, que es de jerarquía internacional, mas lo estoy fomentando esencialmente para los santacruceños y patagónicos, si bien proyecto venderlo en el exterior, pues es el primer camino de largo recorrido binacional de toda la Patagonia, entre El Chaltén y Villa O’Higgins».

«Se trata de un circuito de 8 etapas -unidades mínimas de travesías cada día- de unos ciento sesenta quilómetros, que se pueden hacer caminando en 8 días y 7 noches, y 2 conexiones lacustres, una de doce quilómetros y la otra de prácticamente sesenta en lancha, en uno de los brazos del Lago O’Higgins, que de nuestro lado es el Lago San Martín», explicó.

Pelliza resaltó que Chile es el segundo mercado extranjero en el Parque Nacional Los Glaciares, tras Brasil y que 7 de cada diez turistas extranjeros son de países lindantes, «si bien asimismo vienen muchos americanos y europeos, que tienen un nivel mayor de gastos».

De todas maneras, aclaró: «A mí me resulta interesante impulsar el turismo familiar, el receptivo, que es el progresivo, el permanente, y para poder echar a caminar esa rueda de nuevo debemos aguardar un tanto a que mejoren nuestros sueldos, que se recomponga el nivel de ingresos de nuestros compatriotas».