restaurante

5 casas de té para conocer este invierno

legó el invierno, y con éste, la necesidad de prender estufas, sacar la ropa de estación guardada en el fondo del placard y aclimatarnos a menos horas de luz. Pero con el frío, también llegan todas esas cosas que sólo podés disfrutar en esta gélida estación: para los fanáticos del té este momento del año es ideal para excursiones en busca de la taza perfecta o las mejores infusiones.

En una ciudad cafetera por excelencia como Buenos Aires en los últimos años el circuito “tetero” ha ido creciendo de la mano de casas especializadas de venta de blends, lugares que ofrecen servicios tradicionales (europeo o japonés), o inclusive nuevas variantes como “el Tinner” (híbrido que fusiona el clásico teatime y la cena).
Tea Connection

Aunque configurado como una cadena con atención rápida (volcándose ahora a la moda de los fast-good), esta tienda se ha consolidado como un lugar para degustar blends propios de calidad y dejar a un lado el saquito. Aquí se pueden probar desde las variedades de té de la casa en formato caliente (o frío en verano), acompañado de tortas, brunchs abundantes y en clave natural (otra de las improntas de la firma que usa productos frescos y de estación) y meriendas varias. Las opciones recorren el espinel tradicional con té negro, verde y rojo, e infusiones propias, que se pueden consumir in situ o comprar en lata para llevar. En este momento están estrenando carta nueva de té con variedades a base de verbena, clavo de olor, almendras, peppermint y hasta chile para los más osados.

Echeverría 3292 / T. 4553-6469 y sucursales
Soffice

Ubicado en pleno casco histórico de San Isidro y cerca del centro comercial y dirigido por dos hermanas, esta encantadora casa de té ofrece todo lo que uno busca: ambiente cálido, atención esmerada, extensa carta menu, pastelería diez puntos y por supuesto, hermosas teteras humeantes. Un punto destacado es su cocina homemade a partir de recetas de herencia familiar y tortas con bajo contenido graso y algunas sin azúcar agregada. Ofrecen tés de la línea Tealosophy. Si bien a la tarde en días de semana puede estar lleno de estudiantes que van al salir del colegio, siempre puede encontrarse algún lugarcito, o si no, probar suerte más temprano. Como plus, el lugar es pet-friendly (tiene un pequeño patiecito), y adhiere al sistema de “Café Pendiente”, que para quienes no conocen el concepto, consiste en pagar anticipadamente un café a alguien que no tiene recursos para comprar una taza caliente. Lindo y solidario.

Martín y Omar 242 / T. 4747-1576
MöoiGentileza Möoi

Este clásico de Belgranense (ahora extendido también a Palermo y Recoleta), y a cargo de la multifacética Jessica Lekerman, ofrece varios tipos de té para degustar en un menu triptico. Se pueden encontrar tanto infusiones de la línea Tealosophy, diseñados por la Inés Berton, como propios. Uno de los más ricos y que se puede tomar en versión caliente o fría es el Möoi, que lleva jengibre, manzana, canela y manzanilla, sin ningún tipo de agregado de edulcorantes o endulzantes. En Mooi también se puede brunchear y cenar muy bien. Entre las tortas para maridar infusiones destaca su Key Lime Pie y la Carrot Cake. Y si querés hacerte un favor, probá su yogurt con granola casera y frutos rojos, o mejor aún, llévate un paquetito a tu casa.

Cuba 1985 / T. 4783-9000 y sucursales
Méli Mélo

También en Belgrano se encuentra este pequeño deli boutique recientemente inaugurado, fundado por las amigas Gabriela Minguijon y Guadalupe Parra. Lo refrescante es poder encontrar una local de estas características en en el barrio donde la viennoiserie y la patisserie sean tan buenas como las de París. La variedad de productos, tanto para el desayuno como la merienda es lo que justamente inspiró el nombre: Méli Mélo significa “un poco de todo” en francés. En materia pastelería y para acompañar un rica tasa de té, casi la excusa aquí, podemos destacar el croissant con almendras, el Kouign Amann que es una especialidad Bretona, los macarons y financiers, y en cuanto a lo salado, los clásicos croque madame y monsieur, las quiches, y si estás de ánimo su Plat du Jour donde proponen una opción diferente para cada día. Vale la pena darse una vuelta para conocer este encantador nuevo spot para las meriendas.

Av del Libertador 5990/ T. 4788-3926
Gato Negro

Cerramos con una institución de la calle Corrientes, que además de tener tés en hebras de distintas variedades, importados y blends autóctonos, es parte del patrimonio gastronómico de la ciudad. Antes de sentarte en una de las mesas de madera del salón principal o del segundo piso, podés darte una vuelta por el mostrador para comprar y llevarte té y otras maravillas (especias, frutos secos, semillas) al peso. Que el estilo parco de sus mozos no te desanime. Si bien la pastelería no es el punto álgido del lugar, aquí se toma muy rico té, a precios razonables, ideal para tardes de invierno luego de un paseo por las librerías de la zona. Además si estás atento podés llegar a agarrar alguno de los tantos ciclos o eventos que se realizan allí, desde La Noche de las Librerías, a Música en los cafés notables, tours históricos y festivales de poesía en vivo.

Av. Corrientes 1669/ T. 4374-1730 / 4371-6942

Tag: soporte para frapera